La eutanasia en animales vista desde lo espiritual


Muchas personas se preguntan si el hecho de aplicar eutanasia a su mascota puede traer consecuencias kármicas. Algunos dudan que el animal tenga  un alma y otros se preguntan lo que pasa con su alma  y si eso bueno o no para ellos desde el punto de vista espiritual. 

Sobre ello, algunos estudiosos del tema dicen que una de las misiones del alma animal es "sacrificarse" por sus dueños a través de enfermedades y muertes trágicas o dolorosas, mientras otra visión nos plantea la necesidad de determinar el momento en que la mascota está más cercana a desencarnar para poder tomar una decisión que facilite el paso a los planos sutiles, sin crear confusión y retrasos en su proceso evolutivo.


La eutanasia es un tema controvertido. En muchos países se dan extensos debates  éticos acerca de su uso legal para terminar con el sufrimiento causado por enfermedades o situaciones terminales. 

En el caso de los animales está permitida su aplicación, aunque sigue siendo causa de debate. En esta área los cuestionamientos no son tan fuertes desde el punto de vista religioso, pues los enfoques se mueven más entre  lo moral, temas de salud pública y criterios humanitarios.

Se habla y se conoce poco del rol espiritual de los animales y de su posición en la escala evolutiva. Sobre ello en otros artículos de Argos se ha escrito lo siguiente:
Contrario a lo que se cree,  los animales también tienen presencia en los planos sutiles. Muchos piensan que no poseen alma, ignorando que existe una inteligencia universal o alma-grupo, que a niveles espirituales rige la evolución del reino animal. 
El alma-grupo "se encuentra en el plano astral, conectada con cada miembro de su grupo por medio de un hilo", por ello es colectiva, a diferencia del alma humana, que es individual (se sabe, no obstante, que por evolución, muchos animales llegan a poseer un alma individual, sobre todo los que conviven con humanos). 
Así como el alma individual de cada humano elige las experiencias de vida necesarias para el crecimiento del ser, el alma-grupo de los animales elige las experiencias necesarias de cada especie para su evolución.  
Esa alma grupal también ofrece servicios a la humanidad y permite que algunas especies sirvan de alimento, lo que explica los roles de depredador y presa que se cumplen en el mundo animal, con un estricto sentido de supervivencia (y no por placer, codicia o maldad, como ocurre en la especie humana).  
Este servicio -que se contamina por el abuso contra los animales criados para la alimentación- es algo que se debe agradecer, aunque ya debería haber llegado el momento evolutivo en que el humano aprendiera a alimentarse sin utilizar a otras especies-. (Leer artículo completo).

Indago más sobre el tema, para obtener una visión energético-espiritual de la eutanasia animal y ofrecer un aporte que vaya más profundo. 

En unas primeras lecturas encuentro la perspectiva de la canalizadora Brinda Mair, quien en el sitio canalizandoluz.com explica lo que sus guías le han dicho. Reitera uno de los papeles que cumple el reino animal en este plano físico, que tiene que ver con ayudar a limpiar la energía de dolor en este planeta. 


Vale agregar que desde el punto de vista esotérico, las enfermedades son una de las formas en que el alma "limpia o quema" energía kármica no ascendida y acumulada a lo largo de varias vidas, sobre todo si a través de diferentes encarnaciones no se se ha trascendido el karma, lo que significa que se está atrapado en una sucesión de vidas repitiendo las mismas experiencias y movilizando las mismas energías negativas, sin aprender.



Esas energías necesitan ascender (transmutarse en los planos más elevados) para que el alma pueda liberarse, pasando a otros niveles de aprendizaje. Justamente esta es una de las misiones del alma animal, y por eso muchos de ellos se "sacrifican" por sus dueños a través de algunas enfermedades y muertes trágicas o dolorosas. 

Esa misión de la especie de animal, de transmutar  las energías densas que los humanos no ascienden por estar atrapados en ciclos de reencarnaciones movilizando energías negativas (miedo, odio, codicia, etc.), es la que hace a muchos pensar que el proceso evolutivo de los animales no es inferior al humano, como se cree, sino diferente, paralelo o incluso hasta superior. 

En el sitio Mundo desconocido se expresa que el hecho de que los animales ayuden a las personas y que incluso, en casos extremos, hayan dado su vida por ayudarnos o salvarnos, demuestra que tienen un libre albedrío, que deciden ayudarnos y no quedarse inmóviles. 


"Ese acto de generosidad solo puede provenir de un espíritu evolucionado, de un alma, de una forma de conciencia que, como dice Antonio Moraga, experto en el tema de los viajes astrales, “los animales también tienen espíritus guías que poseen caracteres nada inferiores al mejor de los hombres”.


De ahí los cuestionamientos acerca de la eutanasia, al considerar que el alma animal tiene una inteligencia superior propia que -así como el alma humana- elige una misión y unas experiencias, aun cuando ellas impliquen algún tipo de "sufrimiento o negatividad" (una verdad superior difícil de comprender para la mente concreta de nuestras personalidades).

Mair dice: "¿Quién sufre más con el animal "sufriendo"... su dueño o el mismo animal?  Creo que de la misma forma que la eutanasia en humanos, con la muerte inducida se busca trascender el destino, impidiendo limpiar la energía a través de la enfermedad y del dolor, y de esa forma el Alma Colectiva pierde una Oportunidad... 
Hay gente en países como los Estados Unidos que en oportunidades lo ha admitido, solicitan a un juez la autorización para practicarse la eutanasia porque su cuerpo ya no podrá funcionar nunca más plenamente y tienen una enfermedad que avanza inexorable y piden entonces autorización en 3D (tercera dimensión) para partir y no se dan cuenta que se están ganando más carga en su ser multidimensional. El alma por karma está "atrapada" en la cárcel del cuerpo y el Yo Personalidad quiere liberarla. Pero el alma ¿lo quiere? 
Lo mismo, ocurre con los animales. No son inferiores. Son otro tipo de evolución que aprende junto con la humanidad, sobre todo, los animales domésticos. 
 Para la canalizadora, cuando se acompaña el dolor del animal tal vez uno se está limpiando como crisol, y cuando se acelera su partida no se les permite cumplir su misión.
Este sacrificio se puede impedir Si ACEPTO EN MI el dolor del animal y pido al Padre que él no sufra más y que su dolor VENGA A MI. Ahora bien... ¿me atreveré a pedirlo? o me limitaré a Dar Gracias a Dios y al Servicio Supremo que ese pequeño animal soporta por mí? El animal ACEPTÓ. Es gran parte de la misión de los animales domésticos y es su Oficio de Cristo.
 Considera entonces que la eutanasia no es conveniente  bajo ningún contexto 3D, pues "si el alma tiene evolución y desea partir se irá sin problemas, sin enfermedad y sin suicidio socialmente condenado o aceptado, porque el pedido sería escuchado." 



La trascendencia del animal  en 3 etapas
Tal como ocurre en el hombre, los animales poseen cuerpo físico, cuerpo etérico y cuerpo astral, siendo capaces de percibir esos planos sutiles. 

No es casualidad ver como algunos animales domésticos comienzan a seguir con la mirada fija un punto invisible en el techo o la pared. Ellos poseen visión astral y suele pasar que cuando alguna entidad viaja por ese misterioso plano de existencia, los animales la detectan, ladrando o maullando a su paso.


Asimismo, igual que pasa con el humano, al momento de desencarnar,  los cuerpos sutiles del animal se van desprendiendo del cuerpo físico por etapas: muere el cuerpo físico y se desprende el cuerpo astral, pasando la consciencia al plano astral por un tiempo, hasta que ese cuerpo también muere y  pasa a otros niveles más sutiles en procura de que el alma revise lo aprendido y se replanteen nuevas reencarnaciones.

Esta teoría coincide con lo explicado por algunos especialistas en comunicación intutitiva y telepática con animales, técnica con importantes avances y aportes en muchos países. 

En uno de sus artículos, la experta Elizabeth Severino  escribe con base en lo informado por una de sus mascotas de forma telepática, quien le dijo que "la muerte para los animales no es en realidad la tragedia que es para los humanos." 

En las consultas que realizo con este tema, he visto que a veces la gente decide realizar una eutanasia porque el veterinario dice que es lo correcto, sin que ellos estén seguros o convencidos de que es el momento adecuado para los miembros de la familia. A veces, la hacen porque es más cómodo para los humanos o bien porque enfrentar el dolor físico y la agonía del animal les resulta demasiado penoso. Y otras veces la retrasan mucho aunque el animal muestre claros signos de sufrimiento porque la muerte resulta algo insoportable para ellos.

Añade que los animales "no se separan nunca de su esencia y en general saben que regresarán a la fuente de Todo lo que Es. Para muchos animales, el contacto con guías y maestros que les instruyen sobre la muerte, empieza semanas antes de su trascendencia, entran y salen de su cuerpo y tienen flashes de información, gozo y luz. Pero para algunos el apego a su cuerpo o a sus amados humanos les hace más difícil esta decisión." 

Los animales me dicen que hay 3 etapas de muerte. Ellos las llaman muy sencillamente Etapa 1, Etapa 2, y Etapa 3. Matar un animal, poner un animal abajo, o eutanizarlo, tiene diferentes implicaciones, durante y después de la muerte física del cuerpo, dependiendo en la etapa de muerte que el animal esté y en la energía de intención alrededor de la muerte. 

Las diferencias entre las etapas radican en la habilidad o capacidad de recuperación del cuerpo físico, y el tiempo y medio ambiente energético para que la conciencia animal se prepare para la separación de su forma.

  • En la primera etapa el animal todavía tiene la capacidad de recuperarse, conoce su cuerpo físico y es capaz de sanar, y muchas veces su cuerpo genera mecanismos autónomos para sanarse a sí mismo, aunque requiere alguna cooperación del medio ambiente inmediato, lo que incluye comida apropiada, descanso, limpieza de heridas o lastimaduras, y tal vez intervención de terapias y veterinarios. Un animal eutanizado en la primera etapa estará confundido entre 6 a 12 meses, tiempo de humanos.

  • En la segunda etapa el cuerpo físico del animal puede o no recuperarse. El animal sabe que requiere intervención de algún tipo, en orden que su cuerpo físico pueda sanar. La atención y ayuda médica es necesaria. Ya no es posible que se sane a sí mismo. Un animal eutanizado en la segunda etapa estará confundido entre 6 semanas a 6 meses, tiempo de humanos.

  • En la tercera etapa el animal sabe que su cuerpo físico no puede sanar sin intervención Divina. Comienza la separación del alma /espíritu de su forma. El espíritu /alma del animal eutanizado en la tercera etapa puede estar lo suficientemente claro como para hacer contacto con él dentro de 24 horas, y está completamente claro en 4 a 6 semanas, tiempo de humanos. 
Animales eutanizados en la tercera etapa reaccionan de forma similar a los animales que mueren naturalmente. Es casi lo mismo para ellos como morir naturalmente, y están bien con eso. Algunos están muy claros que su experiencia primaria, desde la entrada a la etapa 3 y de allí en adelante, será el fallo progresivo de su cuerpo.

Es justo en este punto donde se halla una visión ligeramente diferente respecto a la práctica de la eutanasia, en comparación con lo planteado por Mair (quien no la aconseja en ninguna circunstancia). Esta experta la recomienda  solamente en el caso de que animal ya se encuentre en la última fase del proceso de desencarnar.

Si tu  "matas" un animal muy pronto, muy rápidamente, cuando el animal y /o el espíritu /cuerpo no están listos aun, ni en ninguna etapa, y sin permiso espiritual, entonces el espíritu /alma se confunde extremadamente y puede tomar mucho tiempo, hasta 2 años, o más, tiempo humano, antes de que se aclare. Matar un animal antes que la primera etapa haya empezado, resultara en esta confusión extendida. Esto equivale a decir que el animal que estaba en buena salud, fue matado, por accidente o intencionalmente.  
Las palabras humanas no pueden hacer justicia a las diferencias y las distinciones entre la continuidad de paz exquisita y la claridad de un animal eutanizado en la tercera etapa, en comparación al dolor y confusión de un animal dejando su forma aun antes de la primera etapa.
Una vez  "entendí" esta lección, se volvió obligatorio para mi percibir las claves o llaves que nos darían los animales, para que supiéramos cuando ellos están en la tercera etapa, para no eutanizarlos antes de tiempo. 




Lo anterior ratifica la gran responsabilidad espiritual y kármica que implica tomar la decisión de aplicar la eutanasia, pues se corre el riesgo de ir en contra de la Ley Superior y hacer que el animal pase al plano astral de forma brusca y anticipada, causando más sufrimiento que el se quiere evitar.


Para saber en qué etapa se encuentra el animal, Severino recomienda ser muy observadores y perceptivos. Explica que, más allá del diagnóstico y pronóstico médico,  algunos cambios radicales en la conducta y en las emociones del animal pueden ser indicadores de que se halla en la etapa 3. 

Aclara que el animal que está entrando a la tercera etapa de repente empezará a reaccionar como si estuviera (en términos humanos) aislado, desilusionado, respondiendo a figuras que ningun ojo humano puede ver. 


Lo que está pasando en este punto es que la conciencia del animal está empezando a separarse de su forma, y comienza a ver mas claramente las energías, a veces sin cuerpo, de personas o animales, y muchas veces hasta las angelicales. 
La mejor opción es saber qué quiere el animal. Podemos contar con nuestra intuición para tratar de comunicarnos con ellos y con lo que resuena como verdadero en nuestro corazón. Esto llegará como una sensación  y no como pensamientos".  
Respira profundamente y céntrate en ti mismo lo mejor que puedas, aclara tu mente , recuerda ante todo tu amor por tu animal y el más alto bien para él. Vuelve tu energía intencionalmente hacia tu animal, y pregúntale, ¿Estas listo para dejar tu forma ahora? Resuella profundamente. Tu animal te contestará en ese resuello. Si no estás seguro de la respuesta, repite el procedimiento, y esta vez, pregúntale, ¿dáme por favor una señal, un cambio de comportamiento, cuando entres a la tercera etapa? Los animales siempre contestan a esta pregunta.


El apoyo a los animales en su agonía y transición
La mayoría de los comunicadores interespecies coinciden en señalar que cuando asisten a una animal en el proceso de desencarnar, ellos piden algún tipo de rito para ayudar a su espíritu separarse de su forma. Con base en ello se hacen algunas recomendaciones. 


Sin duda alguna el mejor apoyo que podemos darles a nuestros amigos animales es trabajar con nuestro propio miedo a la muerte, al dolor físico, a la soledad o a lo desconocido. Todos contribuimos al infinito campo cuántico con nuestros pensamientos, emociones, intenciones, deseos y actos físicos… así que pensemos: ¿qué queremos añadir a esta situación?


Se puede rezar a quien nosotros creamos, realizar un canto que nos permita estar presentes en nuestro corazón, prender una vela, quemar hierbas o inciensos especiales, como la salvia, mirra, romero o cualquier otra cosa que nos inspire. Al rezar, se recomienda acompañar al espíritu del animal en su recorrido ascendente durante al menos 2 horas después de que se ha detenido el corazón.

Ya que la conciencia del animal ha de salir de todos los aspectos físicos, emocionales, mentales y energéticos del cuerpo en esta dimensión, también es recomendable dejar el cuerpo en reposo al menos 6 horas (o toda la noche) después de que ha parado el corazón, permitiendo que esa retirada de la conciencia se haga sin ser disturbada.

Por último, se recomienda vivir el duelo. Muchas personas tienden a ocultar o reprimir ese proceso debido a las críticas -y hasta burlas- de los demás. Tal como en el caso del fallecimiento de seres queridos, son naturales las etapas de dolor por el fallecimiento de una querida mascota.

---------------------------------------------------------------------------------
Fuentes: http://www.beyond1.com/  http://www.elblogalternativo.com/ http://www.mundodesconocido.es/
---------------------------------------------------------------------------------



Escrito por Glenda González 
Artículos protegidos por derechos de autor. Imágenes tomadas de Internet solo con fines ilustrativos. PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lazos kármicos y relaciones sexuales

Contaminación aurica y relaciones sexuales